Los Fundamentos de la Palabra, fueron construido para que te duren toda la vida

 

Acerca de este web sitio

Queremos hacer la diferencia, la idea de este web sitio es tratar de ayudarle a que entienda la palabra de Dios lo más simple posible, pero a la misma vez sin añadirle y sin quitarle ósea de una forma concreta y precisa. De esta forma usted puede compartirla ya sea con un niño, con un joven o con un adulto en su caminar diario.


Yo;

El SEÑOR prueba al justo y al impío, y su alma aborrece al que ama la violencia. Sobre los impíos hará llover carbones encendidos; fuego, azufre y viento abrasador será la porción desu copa. Pues el SEÑOR es justo; El ama la justicia; los rectos contemplarán su rostro. (Salmos 11:5-7)

¡SEGUIRE ESPERANDO POR TI PERO NO POR MUCHO  TIEMPO!







                                                           La Santa Biblia






Cristo predica "Amor"

LEA: Romanos 5

Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por medio de quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza; y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado. Porque mientras aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos. Porque a duras penas habrá alguien que muera por un justo, aunque tal vez alguno se atreva a morir por el bueno. Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Entonces mucho más, habiendo sido ahora justificados por su sangre, seremos salvos de la ira de Dios por medio de El. Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.

 
 

Mensaje semanal                             Una idea radical ¿Qué significa seguir a Jesús? (Parte 3)


En la segunda parte de este estudio señale que nos enfoquémonos en la idea grande, “Cambiar el mundo es cambiar la eternidad de otros por medio de Jesús. Ahora, preguntémonos lo siguiente: ¿Como podemos ayudar a cambiar la eternidad de otros?

Cambiar la eternidad de otra persona suena como una tarea enorme. ¿Por qué? Porque tiene que ver donde pasara su eternidad. Suena muy presumido pensar que podemos, por nuestras acciones y palabras, literalmente cambiar el destino de otro. Verdaderamente no somos nosotros los que cambiamos el destino de una persona, pero sin embargo podemos ser el instrumento que Dios desea utilizar para tocar el corazón de esa persona, para que pueda ver y entender Su mensaje. Dios es el único que puede transformar a la persona para que no le venga Su ira y sino que pueda ser Su hijo querido y adoptado. Por la razón de uno ser Su instrumento, si podemos contribuir a cambiar la eternidad a otra persona.

Podemos ayudar a Dios a cambiar la eternidad de otras personas cuando obedecemos Sus instrucciones. Bajo la Gran Comisión, Jesús nos instruye a guiar a a todas las personas a tener una relación con El y a ayudarles a seguir y a crecer en esta relación.

La primera parte de ser ese instrumento efectivo es cuando tratamos de anunciar lo que es la salvación. Explicar lo que la Palabra dice sobre ser salvo, lo que se necesita hacer para escoger cual puede ser nuestra eternidad, con Dios o en el infierno. Debemos de llevarlo al punto en donde quieran saber como entrar en paz con Dios, explicarles la decisión de seguir a Cristo y ayudarles a tomar esa decisión.

La segunda parte es ayudándoles a crecer en su relación con Cristo. La Biblia compara al nuevo seguidor de Jesús con un bebe. ¿Por qué? Porque está falto de conocimiento. Cuando ayudamos a esa persona a madurar para que trate de emite a Jesús, a que deje sus viejos malos hábitos, a desarrollar un carácter como Cristo, a pasar tiempo con Jesús y Dios Padre, estamos ayudando a cambiar la eternidad de esa persona.

En términos prácticos, la idea de dar nuestra vida radicalmente para cambiar la eternidad de otras personas no es complicada. Consiste en pasar tiempo con cristianos como también con los incrédulos, orar por ellos y hablar de Jesús en cada oportunidad que se nos presente ósea tomar acción con la Palabra cuando se abra la ventana de oportunidad.

Nosotros podemos mostrar que estamos sirviendo radicalmente cuando nos enfocamos en ayudar a otros a conocer a Dios, seguir a Jesús y ayudar a que maduren como cristianos.

Meditemos en los siguientes versículos que respaldan lo explicado:

Mateo 28:18-20 “Y Jesús vino y les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Hechos 2:37-41 “Y al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Entonces Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Y con otras muchas palabras testificaba y exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Así que, los que con gozo recibieron su palabra, fueron bautizados; y aquel día fueron añadidas a ellos como tres mil almas.”

Efesios 4:11-16 “Y Él mismo dio a unos, apóstoles; y a unos, profetas; y a unos, evangelistas; y a unos, pastores y maestros; 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; 13hasta que todos lleguemos en la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error. 15Antes hablando la verdad en amor, crezcamos en todas las cosas, en Aquél que es la cabeza, en Cristo; 16de quien todo el cuerpo bien ligado entre sí, y unido por lo que cada coyuntura suple, conforme a la eficacia y medida de cada miembro, hace que el cuerpo crezca para la edificación de sí mismo en amor.”

Lucas 8:39 “Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo. Y él se fue, publicando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Jesús con él.”

 


Temas del diario vivir

Conocimiento

© Copyright SabiduriadeCristo