Autoestima

1 Juan 3:1 “Mirad cuán grande amor nos ha dado el Padre para que seamos llamados hijos de Dios”.

Definiciones sobre el autoestima:

Concepto que una persona tiene de su propio valor como ser humano. Grado en que una persona se acepta o se rechaza. Denominada amor propio o auto apreciación, es la percepción emocional profunda que las personas tienen de sí mismas. Puede expresarse como el amor hacia uno mismo.

Todos nosotros hemos tenido problema de autoestima en algún punto dado en nuestra vida. Ya bien fue en el pasado o que la estamos viviendo en estos momentos. El caso es que muchas veces la vida nos hace vivir una situación o situaciones de momentos de nostalgia, que puede deberse a un sin mil de razones y en las cuales nos inunda la tristeza por lo cual nos hace andar con la cabeza agachada y todo parce ser que todo se nos viene encima. 

La pregunta es la siguiente; ¿Un Cristiano se debe sentir así?

Pues no, no hay lógica que un cristiano se deba de sentir así o le suceda eso, pero a la misma vez sí, es posible. ¿Por qué? Por la sencilla razón de la imperfección que existe en uno. Ahora una vez aceptando esa condición de imperfección debemos de entender que no nos podemos dejar vencer por esas emociones que nos tratan de disminuir lo que en realidad no somos ante los ojos de Dios.

Aun nosotros pasando por un momento delicado en nuestra vida, debemos de saber que, nosotros tenemos el poder de controlar nuestras emociones y que como cristianos Dios Padre nos ama incondicionalmente y debemos de recordar lo que nos ha prometido, de estar con nosotros en todo momento. Su Palabra nos dice en Salmos 27:10-14 “Porque {aunque} mi padre y mi madre me hayan abandonado, el SEÑOR me recogerá.” El amor de Dios, como se describe en la Biblia, es claramente incondicional en cuanto a que su amor se expresa hacia los objetos de su amor, es decir; a Su pueblo, al ser humano, y mucho más, a Sus hijos. A pesar de la disposición del pueblo hacia Él ósea a pesar de nuestro comportamiento con Él. En otras palabras, Dios ama porque su naturaleza es amar. Medite en lo que nos dice 1 Juan 4:8; “Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo el que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” Si observan bien no hay razón para desanimarse como persona, ya que el amor viene de Dios y Dios es amor. Por lo tanto, porque somos hijos de Dios, Dios nos ama incondicionalmente.

¿Qué se entiende por “incondicionalmente” ?;

Incondicionalmente = absolutamente, totalmente, completamente

La Biblia, si habla de autoestima, aunque en ese tiempo no se le conocía con ese término, la realidad es que Dios nos amó tanto que debemos aprender a amarnos nosotros mismos, no por lo que somos, sino porque Él nos ha creado, por lo que Él nos ha dado y por lo que Él nos ha prometido. No perdamos de vista que Él nos considera una “Obra Maestra” debido a que Él es el creador y Él es el alfarero.

Para que pueda entenderlo en forma humana, Dios nos creó “UNICOS”. ¿Por qué? Porque a Dios le gusta todo diferente. Usted y yo somos únicos. Medite en lo siguiente; científicamente nadie en este mundo tiene el mismo “DNA” ni aun gemelos engendrados por el mismo padre y madre, a ningún ser humano le gusta exactamente lo mismo, ni mucho menos hacer lo mismo, siempre hay una diferencia en nosotros lo cual nos hace ver y sentir que somos “UNICOS”.  Para el tiempo postrero Dios nos ha prometido lo siguiente según Apocalipsis 2:17; “`El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe.” Entonces te pregunto; ¿Por qué permites que el auto estima te derivé? ¿Por qué no combatir esas emociones que te quieren llevar a la baja estima con la Palabra?  ósea como lo dice las Escrituras, renovando nuestras mentes espirituales. “y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.” Aquí en este pasaje nos exhorta a que no nos airemos para que de esta forma no le demos lugar al diablo, ya que si seguimos maquinando en nuestras mentes de que no somos nadie, de que nadie me ama, de que no me reconocen mi esfuerzo, etc, etc entonces vamos a permitir que desastres/desgracias lleguen a nuestras vidas. 

Recuerda que somos tan importantes que el mismo Dios se hizo hombre y murió por nosotros, para darnos una salvación, perfecta, eterna y gratuita. También que somos templo de su Espíritu, “(2 Corintios 6:16), “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. (1 Corintios 6:19). (Debemos procurar que siempre este limpio por dentro y por fuera). Y que nos ha hecho a su imagen y a su semejanza (dice la biblia que nos hizo poco menor que los ángeles pero que nos corono de gloria y honra).

En conclusión quiero que sepas que a veces como seres humanos tomamos malas decisiones y cuando nos hablan de autoestima pensamos que no somos lo suficiente como para ser aceptado por los demás y es ahí donde fallamos. Nosotros siempre seremos importantes porque Dios es nuestro Creador, nuestro Alfarero y sobre todo porque nos ama. No busquemos nuestra propia aprobación ni mucho menos la aprobación de los demás, es mejor buscar la aprobación de Dios y veras como todo se arregla con más facilidad.

Para terminar debo dejar claro que mientras el hombre solo busque por Psicología, Psiquiatría, sociología, etc y no llene su espacio vació que existe en su corazón (que le pertenece a Cristo) estará siempre batallando con altas y bajas constantemente y posiblemente termine en desastre/desgracia.

La clave de como vencer la baja auto estima es primeramente aceptar al Señor como Salvador. Luego entender y procesar lo que “Dios” significa en todo el sentido de la palabra “DIOS”. También debemos de creer lo que nosotros significamos para “Dios”. Una vez que usted pueda verdaderamente procesar todo eso entonces puede aplicárselo para elevar su autoestima. De lo contrario será en vano y una pérdida de tiempo de buscar en otro ser humano el como arreglar/lidear con una condición que solo Dios te puede dar la sanidad para siempre y sin medicamentos químicos. Solo Dios puede llenar ese vacío que tiene forma de Dios.

Recuerde y repíta lo siguiente: “Yo me amo porque él me amo primero, y voy a compartir ese amor.”

“Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero”.  I Juan 4:19

Y también sepan que el Señor nos dice lo siguiente en Jeremías 29:11;

``Porque yo sé los planes que tengo para vosotros" --declara el SEÑOR-- ``planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.”

 

© Copyright SabiduriadeCristo